Entrevista a Alexis Ravelo

Como ya comentamos en esta entrada del lunes, este viernes nos honra con su visita Alexis Ravelo, amigo muy querido en esta casa, a presentar su nueva novela Morir despacio, cuarto capítulo de la serie de Eladio Monroy.

Pues bien, para ir abriendo boca y conocer un poco mejor al autor que nos visita, ha tenido a bien concedernos esta mini-entrevista que esperamos sea de su agrado. Desde luego, no tiene desperdicio.

¡Qué la disfruten!

Sueños de Papel: Hola Alexis, ¿podrías decirnos en cinco palabras qué vamos a encontrar en tu nueva novela Morir despacio?

Alexis Ravelo: En cinco palabras: Noir isleño, compromiso y resistencia.

SDP: Morir despacio es la nueva aventura de tu personaje más famoso: Eladio Monroy. ¿Pensaste, al escribir Tres funerales para Eladio Monroy que fuera a dar tanto de sí, que tuviera un futuro tan prometedor?

AR: En absoluto. El éxito de Tres funerales..  fue una sorpresa para todos, incluido el editor: sin promoción, sin mesa de novedades, el boca a oreja lo fue colocando donde está ahora. Fueron los lectores y algunos críticos especializados (Bruno Pérez en Gran Canaria, Jose Andrés Espelt en Barcelona o José Ramón Gómez Cabezas en Valencia) quienes vieron en aquella novela la primera de la serie. Aquel ejercicio de estilo, más una broma que otra cosa, acabó convirtiéndose en la primera de una tetralogía, probablemente porque el personaje tuvo aún más éxito que la novela. Y no me puedo quejar: saber que cuentas con la confianza del lector te otorga una confianza en ti mismo de la cual los autores no solemos andar sobrados.

SDP: Tu otra trilogía inconclusa, La iniquidad, tiene un tono diferente. ¿Qué diferencia unos libros de otros?

AR: La noche de piedra y Los días de mercurio, así como La estrategia del pequinés (que sale en febrero publicada por Alrevés), y la novela en la que estoy trabajando ahora (que aún no tiene título), cuentan historias más duras, muchísimo más oscuras y están escritas con las tripas, de un modo más experimental con respecto al tiempo, la voz narrativa, etc. No pretendo inventar nada, porque en narrativa los grandes ya lo han hecho todo y uno no podría acercarse ni de lejos a Onetti, Faulkner o Cortázar. Pero yo necesitaba y necesito contar esas historias de esa manera, políticamente muy incorrecta, escribiendo desde la rabia y explorando las zonas más oscuras de las pasiones humanas. Esos libros surgen de la lectura de pensadores lúcidos y pesimistas (Marx, Freud, Cioran, Benjamin, Susan Sontag, Roland Barthés) y no ofrecen concesión alguna al lector burgués.   

SDP: La pregunta necesaria: ¿qué hay de Ravelo en Monroy? O mejor, ¿Qué hay de Monroy en su creador, Alexis Ravelo? (aparte de la escasez de pelo, se entiende)

AR: Además de la alopecia (yo soy más calvo que Eladio; él simplemente se afeita la cabeza), compartimos el cinismo y la antipatía por los poderosos. Coincidimos en pensar que ningún poderoso es inocente. Algunos de nuestros gustos literarios (no todos) son también coincidentes y a ambos nos gusta mucho cocinar, comer y beber.

SDP: Has llevado a “tu hombre” más allá de nuestras islas, tanto a la península como al extranjero. ¿Qué recibimiento has recibido fuera de tu tierra?

AR: Sorprendentemente bueno. En la Península gustan mucho las historias criminales que transcurren en las Islas. La acogida en los festivales de novela negra siempre es muy calurosa. Muchos lectores que jamás han pisado el Archipiélago envían emails o contactan a través de las redes sociales para contarte lo bien que se lo han pasado leyendo tus libros. Curiosamente, son algunos lectores y críticos de aquí los que piensan que quienes ambientamos nuestras ficciones en Canarias somos “localistas”. A los lectores de fuera les da igual o, incluso, les interesan mucho más precisamente por ocurrir en un lugar poco conocido para ellos.

SDP: ¿El género negro goza de buena salud? ¿No está un poco gastado?

AR: Goza de una salud excelente desde 1929 y está gastadísimo desde 1930. Nunca deja de estar de moda y se renueva constantemente, fusionándose con otros géneros o tomando nuevas derivas. Lo que sí que está gastada es la paciencia del lector de género negro, que está cansado de que los editores le pongan la etiqueta negra a novelas enigma o de misterio solo porque el género negro vende mejor y tiene mayor prestigio crítico.

SDP: Has tocado otros géneros, como el infantil con frecuencia, ¿qué obtienes con estos cambios a nivel creativo?

AR: Sobre todo, aprendo mucho. Escribir para jóvenes lectores es más difícil: hay que tener en cuenta los tramos de edad, la adquisición de competencia lingüística, la transmisión de valores… Puedes tocar cualquier tema, pero el tratamiento no puede ser jamás el mismo que en literatura para adultos; hay una faceta de responsabilidad que me tomo muy en serio a la hora de trabajar en ese campo. Y, además, tienes que enfrentarte a las más sutiles formas del correctismo por parte de algunos sectores adultos, que parecen querer que los chicos y chicas vivan en una especie de burbuja moral y no aprendan a pensar por sí mismos. Pero los libros que escribo para niños (está a punto de aparecer, por ejemplo, Las pruebas de Maguncia, un libro sobre un hada prima segunda), me deparan satisfacciones que hacen que todo eso valga la pena.

SDP: ¿Habrás más novelas de Monroy tras este cuarto volumen?

AR: En principio. Eladio Monroy se va a dedicar a morir despacio. Las novelas de Eladio Monroy gustan mucho, pero tanto él como yo (y, sobre todo, los lectores) nos merecemos un descanso. Hay, sin embargo, un proyecto pendiente: un volumen de cuentos negros en los que algunos estarán protagonizados por Monroy o por alguno de los otros personajes de la serie. Sin embargo, las nuevas novelas en las que estoy trabajando no son historias de Eladio Monroy.  

SDP: ¿Qué veremos este viernes en Sueños de Papel, donde presentarás junto a Leandro Pinto, otro prometedor autor? ¿Por qué debe la gente venir a conocer a Monroy?

AR: Me apetece mucho sentarme a una mesa con Leandro Pinto, no solo porque es uno de los autores interesantes de su quinta, sino porque es un lector voraz e inteligente. Pienso que lo mejor del encuentro será eso: hablaremos de libros y hablaremos, también (porque no queda otro remedio) de corrupción, de malas prácticas empresariales y políticas y de la situación socio-política actual, del colapso del capitalismo (sí, eso que llamamos crisis no es más, en mi opinión, que la constatación de que el capitalismo no funciona). Así que habrá debate y discusión, y eso siempre enriquece. No creo que vaya Eladio, porque el viernes le toca jugar al envite, pero yo intentaré hablar por él.

Desde aquí, dar las gracias a Alexis por dedicarnos unos minutos de su ajetreada agenda y responder estas preguntas y recordarte que cita es este viernes día 21 a las 19:00h en Av. Pintor Felo Monzón 32 (junto al BBVA)

¡Te esperamos!

Anuncios

Acerca de libreriasuenosdepapel

Librería fundada en 2010 y ubicada en Las Palmas de Gran Canaria. Realizamos todo tipo de actividades, como presentaciones de libros, firmas de ejemplares, cuentacuentos, talleres, rol, charlas...
Esta entrada fue publicada en Actividades, Invitados ilustres, Presentaciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s